Ayer tuve la suerte de asistir al pre estreno de The Visit seguido de una ronda de preguntas con el director M.Night Syamalan.

Mi previa experiencia en este tipo de eventos suele ser muy positiva, pues gente que tiene tal nivel de experiencia y éxito suele dar buenos consejos. En este caso no defraudó, me sorprendió el sentido del humor negro que tiene y cómo se emocionaba hablando de los aspectos técnicos del film, sus influencias y un poco de su filosofía de vida.

Me gustó cuando habló del proceso de escribir de dentro hacia afuera. Personajes complicados y cómo revelarlos poquito a poco a los lectores. Cómo desarma lentamente las emociones del espectador para pillarnos por sorpresa, y de cómo se rodea del material adecuado durante el proceso de creación de un proyecto (asisitendo a exposiciones, museos, y leyendo buenos libros) comparándo el proceso de gestación de un film a un embarazo, alimentándolo con buena comida y usando música clásica en la panza de la madre.

Pero creo que de todos sus consejos el que más me gustó era sobre los límites que tienen muchos directores (sobretodo de presupuesto), que usan a su fabor para ayudarles a definir un estilo que mantienen durante sus proyectos. Subrallando la importáncia de la coherencia en cualquier proyecto audiovisual.

Técnicamente nos explicó como al rodar una película al estilo documental (como es esta), les daba indicaciones interpretativas tanto a los actores como a los cámaras. Y sin duda es algo que en la película se puede apreciar muchisimo. La camara es uno más, la hace mucho más subjetiva y simplifica un montón el efecto de comunicación sensorial con el espectador, multiplicando por 10 el terror que experimentamos al verla.

Me sorprendió saber que una simple fotografía vieja de una anciana mirando una pared fue lo que desencadenó esta película. Simple inspiración seguida de un gran trabajo de desarrollo de personajes y el tema en concreto del que habla. Dice que le acusan de mezclar géneros, pero que él siempre escribe dramas. Temas profundos y que nos afectan a todos, solo que sus personajes son un poco más complicados.

Dijo inspirarse en David Lynch en particular para The Visit. Estéticamente no veo mucha semejanza, pero la manera que The Visit ha afectado directamente a mis emociones y sensaciones ha sido bastante parecida a cuando Lynch se propone aterrorizar. Así que a pesar de no ver un enlace directo voy a tener que reconocer cierto algo en común.

Y ahora por la película:

The Visit esta filmada como un documental. Pero no os asustéis, hay control del shaking cam. No te mareas y no te pierdes en ningún momento. Hay dos cámaras a la vez contando la historia.

¿Cómo hacer una crítica de esta película sin espoilers? Con mucho esfuerzo y dejando fuera mucha información, así que voy a tener que ser muy técnica.

La historia es muy, MUY simple. Los personajes principales son un par de hermanos rozando la adolescencia (un chico y una chica) y los abuelos. Se trata basicamente de unas vacaciones durante una semana en casa de los abuelos, mientras los chicos filman un documental. Y ya, no voy a contar mucho más de la sinopsis.

Los personajes son reales, se sienten humanos y bien actuados. Y como dije antes se tiene que contar la cámara como un actor más. Al ser el film corto (1h y media) todo va sobre ruedas y no pierde tiempo en información de más. Va bastante al grano, y tiene una construcción de tensión muy suave y gradual. La estructura parece ser rígida con momentos de calma (durante el día) y los momentos más terroríficos (por la noche), pero de vez en cuando rompe esta especie de “regla” y te ataca con un momento tenso inesperado que descoloca mucho.

Pero lo que más me ha sorprendido de The Visit ha sido el choque entre humor y terror que ha creado ahí Shyamalan. Me reí y grité por partes iguales, y creo que de ahí viene lo que dijo en la sesión de preguntas, en cuanto a desarmar al espectador. Hace que te relajes y te rías con estos personajes para más tarde darte un buen susto cuando menos te lo esperas. Tiene un deje a serie B, que cuando se pasa te das cuenta de la calidad y refinamiento que hay detrás. Es una de esas cutradas que están super bien pensadas.

No hay tensión típica de susto de película de miedo. No te va a avisar con musica creciente, ni miradas de los personajes, ni va a haber un personaje sabio que te cuente lo que está pasando.

En general he tenido la sensación de ver algo bastante nuevo, a pesar de que usa recursos típicos del cine de terror. Tal vez sea por la mezcla de comedia y terror, o por la sencillez de la idea.

Y al final, este hombre es un cuentacuentos. Cuentos oscuros pero llenos de sentimiento, ocultos en un lenguaje que se confunde muchas veces con un blockbuster. Y me temo que siempre se va a quedar en ese limbo, porque no es convencional. Y yo digo… dejadle experimentar y dejar de etiquetar sus trabajos.

Y siento un poco no poder ser más específica, pero no quiero spoilearle a nadie! Pero creo que las respuestas que dio él pueden aplicarse muy bien a lo que és The Visit. Supongo que cuando la veáis podréis entender mejor lo que quiero decir.

También tengo que reconocer que en general me gustan mucho las películas de este hombre, creo que es un buen cineasta con ideas incomprendidas y me encanta su manera de ver el mundo ordinario con un poco más de magia y oscuridad. Así que es posible que esté un poco condicionada a la hora de hacer un veredicto.

One thought on “The Visit. Crítica. Y conversando con M.Night Shyamalan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s