Esta es la historia de Felix Bush, ( parece ser que un personaje real que inspiró una de esas leyendas que se crecen con el boca a boca y el paso del tiempo), un anciano que vive aislado del mundo, gruñón, con la única compañía de una mula y con mucha mala reputación. Un buen día, Felix decide que quiere saber lo que contarán de él en su funeral, y decide organizarlo estando aún con vida, para así poder asistir.

Esta es la sinopsis que me hizo querer ver la película, y aunque es suficientemente acertada tengo que decir que esta película ofrece mucho más. En primera instancia, parece que nos encontraremos con algo parecido a una comedia, y a pesar de tener momentos graciosos, me pareció una fabula de una ternura y humanidad que me emocionó sin avisar, lo cual es de agradecer.

La peli esconde historias del pasado, remordimientos y viejas amistades. A lo largo del camino ves como un hombre que se ha privado de compañía humana por más de 40 años decide de repente organizar un gran evento social, y para eso contará con la ayuda de una funeraria regentada por Bill Murray.  Pero debido a la mala reputación del viejo, y previendo que no habrá gente motivada a ir a su funeral, el mismo Felix ofrece una rifa entre los asistentes de sus tierras, una vez haya fallecido. Y su única condición y aparente motivación a todo esto, es que quiere que la gente cuente las historias que se dicen sobre él.

A partir de aquí se despliega un abanico de sentimientos que no esperaba, para nada, encontrar en esta película. Desde el creciente cariño a un personaje, a priori, bastante odioso como es Felix, en un momento lo vemos azotando a un hombre que ha amonestado a su mula y en el siguiente le vemos en la soledad de su casa en medio del bosque, admirando la foto de su antigua amada y te enternece. Sientes el arrepentimiento de alguien que sufre por odiarse a si mismo, sientes el miedo que la gente del pueblo tienen de Felix, sientes el calor al reencontrarse con antiguos amigos, o la sorpresa cuando alguien de su pasado lo menciona como “el hombre más  interesante que he conocido”.

Quieres saber más, quieres saber su historia y deseas que venga gente a su funeral para poder sacar pedacitos de verdad. ¿Cómo ha llegado ese hombre a ser así? ¿Qué le ha pasado? Y de repente tenemos una película casi de misterio, y así se hace la magia del cine. Lo que esperas que sea una película cómica amena y de hacerte sentir bien, se transforma en un pseudo drama- misterio un poco amargo.

La película está ambientada allá los años 30 del siglo pasado en algún pueblucho de la América profunda. Con una cinematografía preciosa, melancólica y con muchos planos silenciosos otorgando poder a la imagen y la banda sonora. La paleta de colores usada en esta preciosidad es completamente fría, con un estilo que me recordó un poco a “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”, pero con una definición un poco más afinada. La soledad de Felix en su casita es aplastante, con una oscuridad casi constante alrededor suyo, exagerando el carácter sombrío del anciano, y con la única compañía de una banda sonora excelente. Desgraciadamente no he podido encontrar las tracks sueltas, pero si un recopila torio de 10 minutos en YTube, si os gustan las BSO, creo que podréis disfrutar de esta.

Felix está interpretado por un excelente y poderoso Robert Duvall, y gran parte de la intensidad de este film se debe a su grandísima interpretación, con bastante diálogo pero también con muchos silencios. Me gustaría destacar especialmente su trabajo, en la que hace un retrato impresionante de un hombre carcomido por el silencio, la soledad y el pasado. Con unas costumbres un tanto (muy ) burdas con los desconocidos pero que al interactuar con gente que respeta y conoce, algo sorprendente aparece ante nosotros:  un hombre humilde y gentil, de modales un poco oxidados, pero en contraste con su parte más bruta el efecto es demoledor en el espectador. Simplemente te desarma por completo. Y te encuentras amando a este gruñón anciano que te dispararía si entraras en su propiedad.

Robert_Duvall_Get_Low

Después de verla me encontré pensando en la soledad, en las consecuencias, y en el estigma que se le achaca a alguien que no quiere ser social, cuando en realidad es una persona que está siendo honesto con “el mundo” a pesar de que esa honestidad no entra en los cánones de lo que es el bien y el mal. Me pareció entrañable la fragilidad, la valentía y lo incomprendido de Felix, y como lo acepta con resignación, acepta su puesto de ermitaño, gruñón y odiado por los demás. Cómo la mala reputación puede cegar ante la presencia de un ejemplar tan interesante del género humano. Me hizo pensar mucho en quién o qué limita una buena y una mala persona. Y una película que me hace divagar así, un personaje tan completo en el que le aprecias sus virtudes y temes sus flaquezas… es una buena película y es un enorme personaje.

Os dejo el tráiler por si tenéis curiosidad, yo por mi parte, la recomiendo mucho ( por si no se había notado).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s