Hace un par de semanas decidí hacer una escapadita a Irlanda. Sólo disponía de tres días, así que nos decidimos sólo por una zona de la isla. El sur oeste. Investigando un poco descubrimos una ruta bastante conocida llamada Ring of Kerry, en el que haces una ruta circular ( empezando y acabando en el mismo punto) por el borde de una península en el condado de Kerry.

Para tal viaje requeríamos cierta libertad, así que recurrimos a un coche de alquiler que nos fue de maravilla, ya que puedes parar en cualquier punto que te parezca especialmente atractivo.

En este viaje descubrí el encanto de los irlandeses, una de las playas más bonitas que he visto y el poder del viento y el musgo.

Vimos ciudad, pueblitos, mar, montaña, fauna, lluvia y sol.

Ahí va el detalle del trayecto:

DIA 1: 

Llegamos a Cork alrededor de las 10 de la mañana, donde nos esperaba nuestro coche de alquiler por el que pagamos ( 70 euros por 3 días ). Salimos siguiendo la N-22 en dirección a Killarney donde teníamos nuestro Bed and Breakfast, llamado Hazelbrook Heights, recomendable 100 %, la habitación era preciosa, la situación muy buena (si vas en coche, pues está un poco apartado de la ciudad ) y muy bien de precio ( 78 Euros dos noches para dos personas incluyendo el desayuno). Nos paseamos por la ciudad que tiene bastantes tiendas, restaurantes  y pubs.

Ya que llegamos a la hora de comer aprovechamos ( en Noviembre hay que tener en cuenta que a las 16.30 ya es oscuro y hay que aprovechar las horas de sol ) para comer algo rápido en un pub y salir para el National Park que está ahí mismo. Nuestra intención era ir a pasear a pié, pero un señor muy amable y dicharachero nos convenció para que alquilásemos sus servicios como guía en una de sus carrozas de caballos. En una hora y media vimos todo lo destacable del parque, incluyendo explicación del señor que nos iba recitando en gaelico presumiendo de la musicalidad de su lengua, y cual mayor preocupación eran los pollos chinos.

Natural Park, Killarney

El parque tiene la Torc Fall, una catarata bastante impresionante en un bosque tan húmedo que hay musgo por todas partes. De echo me daba la sensación que si me sentaba durante un ratito el musgo me cubriría a mi también. Allí descubrí los cuervos irlandeses, mucho más descarados que los británicos que son mucho más desconfiados.

Torc Fall, Killarney

DÍA 2:

Ya que era el día que teníamos entero decidimos usarlo para el Ring of Kerry. La lástima es que nos llovió un poco, pero al ir en coche la verdad es que tampoco afecta tanto, y el océano en un día rabioso es más bonito.

Empezamos en Killarney en dirección contraria a las agujas del reloj, esto es importante si vas a hacerlo durante temporada alta, donde hay un montón de buses que hacen todos la ruta en dirección del reloj para evitar encontrarse en curvas demasiado angulosas. Dejamos Killarney en dirección Killorglin y poco después encontramos uno de los puntos más bonitos del viaje: La playa de Rossbeigh. Lo que más me impresionó fue al pasearme por ella, la arena oscura estaba toda cubierta por una mísera capa de agua que reflectía el cielo casi como un espejo creando un efecto impactante.

Rossbeigh Beach, Ring of Kerry, Ireland

Pasado el impacto de la playa seguimos con la ruta, aunque no puedo destacar ningún fragmento en concreto, pues el sitio está lleno de buenas vistas y rinconcitos donde hacer buenas fotos. Hacía mucho viento y siempre estábamos rodeados de agua ( lagos, océano o ríos ), y ovejas. En total nos ocupó unas 5 o 6 horas completar el recorrido, que acabó entrando por el parque nacional que habíamos visitado la tarde anterior antes de regresar a Killarney.

Día 3:

Último día, nuestro vuelo salía a las 8 de la tarde de Cork, con lo que teníamos tiempo. Yo soy una entusiasta de los animales, así que investigando que lugares interesantes había en los alrededores de Cork, descubrimos una reserva natural llamada Fota Wildlife donde pasamos la mañana muy entretenidos. (Esta visita, si no te interesan los animales puedes sustituirla por una visita a los castillos o a la ciudad de Cork con más detenimiento que yo ). En Fota Wildlife, los animales están en mejores condiciones que en un zoo, tienen mucho espacio y los monos al menos tienen árboles de verdad para trepar. Los canguros, las maras, los faisanes y los pavos están sueltos por el parque así que si les apetece podrás interactuar con ellos.

Fota Wildlife, Cork. Ireland

Luego pasamos un ratito en la ciudad de Cork, aunque cuando se acercaba el atardecer decidimos ir a ver morir el sol en el océano y con el coche nos dirigimos hacía el sur por la r600, en dirección Kinsale. Esta fue la parte menos programada del viaje, pero una de las más bonitas. Esa carretera es preciosa, las bahías de los pueblitos encantadoras, y ver el sol ponerse en ese paisaje era precioso. Seguimos esa carretera hasta Timoleague, pueblito que recomiendo fervientemente. De ahí ya regresamos al aeropuerto y así terminó nuestro viaje de 3 días.

Sunset in Timoleague, Cork. Ireland.

La sensación final fue que habíamos visto mucho con el poco tiempo que teníamos, y aun así nos lo tomamos con calma, sin estresarnos. La decisión de la escapada el último día hacia el sur fue un acierto que nos hizo dejar la isla verde con un muy buen sabor de boca. Un viaje economico donde entre vuelo, coche de alquiler y estancia no llegamos a gastarnos 230 euros entre dos ( gastos de comida aparte ).

 

2 thoughts on “3 días en Irlanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s