Este fin de semana me escapé a París.

Antes de venir a Londres, era mi ciudad favorita, pero esto parece ser que ha variado un poco. No sé si será porque me estoy “britanizando” demasiado, o porqué estuve en un barrio un poco asquerosillo ( aunque era el centro.. cerca de la Gare du l’Est ).

Pero he decidido que la ciudad de París es la ciudad de las luces y del aroma a pis. Allí donde fuera ese ácido olor que penetra directamente por las fosas nasales, me asaltaba cada dos por tres. Y no sólo en el metro!! No, no… también en las calles.

De todas formas hay que reconocer que París sigue siendo una ciudad que me encanta. He estado varias veces y todas ellas me quedo con una buena sensación  ( sí, aunque huela a pis ).

Visité muchos sitios a los que ya había estado, como el Cementerio de Père-Lachaise donde fui a saludar otra vez la tumba de Jim Morrison ( que por cierto, creo que la han cambiado ) y que por falta de espacio donde pintar dedicatorias han empezado a garabatear los pobres árboles que rodean su tumba.

Jim's tree
Show me, Jim.. ahora no creo que te importe demasiado emborracharte.. pero anyway.

En el mismo cementerio encontré la tumba de Batman… ( ¿habrá otra tumba para Bruce Wayne? ) Este allazgo depertó algo en mi, aunque no estoy segura si fue mi lado de heroína o de villana…

Choque de opiniones.

A todos nos inquieta o nos parece algo “desconocido” la muerte, aunque se ve que hay gente que realmente es una putada morirse, ya que nos dejan constancia perdurable en sus lápidas.

joder tomb
Ya que yo soy voluble, voy a dejar preparadas dos tumbas, una por si me muero de mal humor y otra por si me muero de buenas.

O al contrario, también te puedes morir de la forma más optimista posible.

:)
🙂

También visité la tumba de Oscar Wilde, Victor Hugo y para mi sorpresa en el Pantheon también está enterrado Alejandro Dumas, uno de mis escritores favoritos.

Otra visita a la Catedral de Notre Damme, imprescindible en mi opinión pues es entrar ahí y todos los pelos se me ponen de punta. Mis sensaciones al estar ahí dentro son de inmensidad, limpieza, luz y perfección. Me impresiona mucho la sutileza de sus lineas, el color de su piedra y la finura de las cristaleras.

perfecta, alta y esbelta.

Y después de la catedral, que mejor sitio para visitar que el Museo del Erotismo!!! Allí vi muchas cosas interesantes, entre las que destacan una exposición del artista Marc Laroche que me encantó, consistía en esculturas de esqueletos o de cyborgs en posiciones sexuales, o sensuales de por sí.

Marc Laroche en el museo del erotism en París hasta Abril del 2011
Estar cerca de estas cyborg despertó algo en mi… no sé.. como una sensación de sentirme en casa..

Y explorando en los pisos inferiores de dicho museo, me encontré con toda una sección que hizo acordarme mucho de mi amigo Simón y su arte, que a mi parecer es fantástico y lo recomiendo a todo el mundo, si queréis echarle un ojo esta es su página web: http://www.simonvazquez.net/

Zapato pene huebil.

En fin, estas han sido mis nuevas impresiones de la ciudad de luz y del pis.

Oh! Y como no, me hice una foto al más estilo parisino. Blanco y negro for the win y pose de interesante y perturbada a la vez.

I smell something…

One thought on “París huele a pis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s